¿Cómo y donde nace el mariachi?

Orígenes del mariachi:

Breve historia del mariachi

  • Ma = familia.
  • ri = rre se lee como una sola consonante.
  • ham = alma (espíritu de vida que aprende la cultura. Es el que, si se separa del cuerpo y del otro espíritu, la persona muere. Los pueblos amerindios y en particular los mayas creían que las personas tenían 2 espiritus el ham y el pillí.
  • chi = siempre (antes y después)

Marreamchi = “los que tienen mi misma sangre”, “mis familiares”, los que tienen mi mismo espíritu.

El término mariachi es de origen incierto, pero se cree que se trata de una palabra coca con la que, en la Nueva Galicia, los indígenas de Techaluta nombraban a un tablado de madera en el que realizan sus bailes o zapateados.

-Otra versión indica que mariachi es una palabra mestiza formada por el castellano María y la coca shi, son, y se refiere a las letras (en honor a María) y música (sones) los habitantes de este pequeño pueblo crearon la base rítmica como una expresión de adoración a la Virgen de la Pila, imitando así a los frailes que utilizaban la música para evangelizarlos. (la Inmaculada Concepción), llevada a tal territorio por Fray Miguel de Bolonia en 1528. El son particular que dio origen al mariachi nació en Cocula, Jalisco.

Aunque gozaron de una tradición de varios centenares de años, la música del mariachi era sobre todo una forma de arte de la gente del campo usada como acompañamiento para bailar y era aprendida y enseñada «de oído» solamente. No fue sino hasta principios del siglo pasado en que el mariachi se fue estandarizando con la llegada masiva a la Ciudad de México, después de la Revolución, de grupos que interpretaban este género como el Mariachi de José y Cirilo Marmolejo, llegado al Distrito Federal en 1927. El mariachi, hasta entonces, consistía en un conjunto de instrumentos de cuerdas exclusivamente: guitarra, guitarrón, vihuela y algunas veces arpa, aunque en la parte sureste de México, también se incluyó la flauta para interpretar el huapango. Ya entrados los años treinta, el futuro presidente Lázaro Cárdenas, en un esfuerzo por unificar la tradición cultural y musical de México, invitó al mariachi Vargas de Tecalitlán (creado por Gaspar Vargas en 1898) a acompañarlo a su campaña en 1936, otorgándole a la música del mariachi gran popularidad y convirtiéndola en un referente de México. Vargas incluyó entonces a un músico entrenado: Rubén Fuentes para dirigir al grupo, estandarizando éste los arreglos de los sones e insistiendo en el uso de la música escrita y no fue sino hasta los años cincuenta en que fue incluida la trompeta y se adoptó el traje de charro como vestimenta del mariachi, tal y como hoy lo conocemos.
Fuente: Aportación de Patricia Díaz

-Una tercera versión indica que mariachi deviene del francés marriage, matrimonio, que, durante la llamada Guerra de los Pasteles (1838-1839) era la manera en que los franceses designaban no sólo las bodas en México, sino a la música de dichas celebraciones. Esta afirmación se pone en duda, por que aparecían documentos relacionados con la palabra mariachi antes de 1832, según estudios antropológicos mexicanos. En los archivos de una iglesia, fue descubierta una carta escrita por el padre Cosme Santa Ana al arzobispo, en donde se queja del ruido de los «mariachis» y fechada mucho antes de la ocupación francesa, lo que desmiente el origen francés de la palabra.

Sea cual sea el origen de la palabra, lo cierto es que el mariachi nace de la fusión de caracolas, teponaztlis, huéhuetls, flautas de carrizo o barro con guitarras y violines; en tanto se dio ese mestizaje instrumental, en 1695 los indios cocas” descendientes de los chimalhuacanos para referirse a «músico o ejecutante de algún instrumento” inventaron la vihuela y, con posteridad, el guitarrón -que sustituyó al laúd y al contrabajo españoles, respectivamente-, y se sabe que para la década de los 30 del siglo XIX había en Cocula al menos dos mariachis: el Coculán y el Chivatillo, de los que surgió el Mariachi Salinas, patriarca de los grupos de cuerdas que tocan música vernácula, gracias a que sus instrumentos se componen por un guitarrón, dos violines, una vihuela y una chirimía. Como la mayoría de la música tradicional en México, el mariachi es el resultado de la mezcla de tres principales influencias musicales: la de los pueblos indígenas, la europea y la africana.

Para finales del XIX fueron varios los mariachis que se dieron a conocer en Cocula y en Tecalitlán. Se dice que en 1896 el mariachi llegó a la ciudad de México en cuerdas y voz del grupo de José García. A principios del XX, el Mariachi de Cirilo Marmolejo impuso el traje de charro en su conjunto musical y, a partir de entonces, varios grupos lo imitaron. Durante el porfiriato y el cosustancial afrancesamiento nacional, no fue una buena época para el mariachi, ya que, al igual que el tequila, se le consideró propio de la plebe, populacho o clases bajas; sin embargo, la historia registra un par de ocasiones, en 1905 y en 1907, respectivamente, en las que Porfirio Díaz celebró con música de mariachi sendas fiestas: la de su onomástico y otra en honor al secretario de estado norteamericano, Elihu Root.

Con la Revolución, el corrido se convirtió en el arma musical del movimiento armado, lo que, a la postre, nutrirá de letras al mariachi. Una vez pacificado el país, se empezaron a filmar las llamadas películas rancheras, en las que el mariachi ocupó un sitio de honor.

Para los años 30 (del XX) la agrupación de Marmolejo introdujo la trompeta en el mariachi y, en 1936, el aún candidato a la Presidencia de México, Lázaro Cárdenas, invitó al Mariachi Vargas de Tecalitlán (fundado en 1898 por Gaspar Vargas) a su campaña electoral por la República, dando por resultado una revaloración del mexicano por este género de música vernácula, en tanto que el grupo de los Vargas (que en la actualidad va por la quinta generación de músicos) se convirtió en modelo a seguir por propios (mariachis del occidente de México y de la propia ciudad de México) como por extraños (se sabe de agrupaciones con características de mariachi en distintos países e, incluso, en idiomas tan distantes al español como el japonés).

Foto: mexicoenfotos.com

A finales del siglo XVII, los cocas – el grupo étnico predominante en Cocula- inventaron instrumentos como la vihuela y el guitarrón para sustituir al laúd y al contrabajo. Esto le imprimió aún más carácter y personalidad al mariachi.

La música fue echando raíces en la región, sobre todo como la banda sonora de fiestas y reuniones. Para finales del siglo XIX, varios grupos de mariachi se dieron a conocer en Cocula y la cercana Tecalitlán. Fue en aquel entonces que el mariachi llegó a la Ciudad de México.

En los últimos años del Porfiriato, México pasaba por una etapa de fascinación con todo lo francés y lo europeo en general, por lo que el mariachi era considerado música para el populacho. Sin embargo, la Revolución Mexicana cambió esta percepción y, de pronto, el mariachi estaba por todas partes y era algo de lo cual sentirse orgulloso.

Foto: amigosmap.org.mx

Precisamente, a principios del siglo XX, el Mariachi de Cirilo Marmolejo introdujo el traje de charro como un uniforme para los grupos de mariachi. La idea fue tan exitosa, que en poco tiempo fue imitada por la mayoría de los conjuntos y se convirtió en la norma. Fue la misma agrupación de Marmolejo quien, en la década de 1930, incluyó el sonido de la trompeta. Sería la última gran innovación en la historia del mariachi.

El momento cumbre del mariachi llegó durante la campaña presidencial de Lázaro Cárdenas, quien se llevó de gira por todo el país al Mariachi Vargas de Tecalitlán. Este hecho encumbró al mariachi en lo más alto de la pirámide cultural. En los siguientes años, las películas rancheras terminaron de popularizar el género.

En la actualidad, los alcances del mariachi son globales. En lugares tan lejanos como Japón y Sudáfrica se pueden encontrar conjuntos tocando esta alegre música y cantándola en el idioma local.

Pero, como todas las cosas, el mariachi tiene un origen y ese, orgullosamente, es nuestro México lindo y querido y su combinación única de influencias culturales. Sin duda, ¡algo de lo cual sentirse orgulloso!

Fuentes: 

 

FUENTES:

wikipedia.org

webcindario.com

eleconomista.com.mx

 

 

En el actual México el proceso de conformación de las diversas manifestaciones del son, incluido el que influiría al mariachi contemporáneo, tiene al menos tres siglos de desarrollo, y se remonta a la Nueva España.8​ Existen diversas manifestaciones regionales del son con su propio discurso musical, dotación instrumental, forma de cantar, bailar y literatura asociada a ellos. En dicho proceso -como en todos los de la Nueva España- se verían imbricadas influencias occidentales importadas de Europa, de los pueblos africanos y los indígenas.8​ En la segunda mitad del siglo XVIII el término ya aparece citado como tal, y su diversificación y expansión regional hacia mediados del siglo XIX es posible gracias al proceso de secularización nacional que permitió el desarrollo de la música fuera del ámbito religioso.8

Pese a una frase muy difundida en lo popular que reza «de Cocula es el mariachi» por la canción escrita por Manuel Esperón, y de atribuir a Cocula como fuente unívoca del mariachi original:

La hipótesis viable es que el mariachi sea resultado de la fusión de innovaciones locales con elementos culturales provenientes de diferentes patrimonios: se trata de una síntesis original -genuinamente mestiza- de rasgos de origen propio y ajeno, moldeada en la región occidental de la Nueva España

Jáuregui:2001, citado por Cárdenas:20059

El mariachi se desarrolló desde el siglo XVI en una macrorregión que abarca los estados mexicanos de «Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, una porción de Zacatecas, Aguascalientes y parte de Guanajuato, Sinaloa y Guerrero»,10​ con una gran variedad de estilos y variantes – se remonta a 1852,1​ cuando el sacerdote Cosme de Santa Anna, párroco de Rosamorada, hoy Nayarit, dirigió una carta al obispo Diego Aranda y Carpinteiro, en la que describía el comportamiento de una parte de la feligresía del lugar, que entraba en desorden en las fiestas:

Al acabarse los divinos oficios en mi Parroquia en el sábado de gloria encuentro que en la plaza y frente de la misma iglesia se hallan dos fandangos, una mesa de juego y hombres que a pie y a caballo andan gritando como furiosos en consecuencia del vino que beben y que aquello es ya un desorden muy lamentable: sé que esto es en todos los años en los días solemnísimos de la resurrección del Señor y solo que ya sabemos cuantos crímenes y excesos se cometen en estas diversiones, que generalmente se llaman por estos puntos mariachis.

Meyer:1981, citada por Jáuregui:199711

Ya para esa época el mariachi, en su acepción de baile público y de conjunto de músicos, era popular en el occidente y sur de México1​ en entornos esencialmente rurales con algunas incursiones en ciudades de mayor tamaño como Tepic o Guadalajara.1​ Testimonios posteriores a finales del siglo XIX1​ mencionan grupos musicales presentes en festividades populares bajo la apelación de mariachi o mariaches. Hacia 1901 el gobierno de Michoacán, dada la asociación del mariachi al desorden por el consumo de alcohol y a la ocurrencia de riñas, determinó la prohibición de bailes «que denominan mariaches, y en otros lugares fandangos.1​ Es en esta época cuando agrupaciones de mariachi acuden a distintas celebraciones oficiales, entre ellas, la que ofreció Porfirio Díaz a Elihu Root, secretario de estado de los Estados Unidos, y en el que actuó un grupo que fue traído expresamente para la ocasión desde Jalisco, y que tocó sones y jarabes «y dos charros y dos tapatías estuvieron bailando al compás de las arpas y de los violines»1​ Incluso en 1919 la bailarina Anna Pavlova presentó en México una interpretación propia del jarabe jalisciense, que en décadas posteriores se convertiría en la influencia para bailables escolares.12​ El primer registro discográfico de un mariachi fue el del ensamble de Concepción «Concho» Andrade y Pablo Becerra, hecha en Chicago en 1903.13​ En estas décadas, el gusto popular por el mariachi se incrementa frente a otros ritmos foráneos en boga en sectores sociales de clase alta, como los valses y las polkas.14

Popularización en México

Hacia la década de los veinte la presencia de grupos de música tradicional de distintos puntos de México incluido el mariachi.1​ Para entonces la dotación instrumental es, en esencia, de violines, guitarras, y dos instrumentos particulares: la vihuela, más aguda que la guitarra, y el otro más grave, el guitarrón, además del arpa y algún instrumento percusivo como un tambor.1​ Dos son los grupos que incrementan su popularidad en el gusto de la capital mexicana: el mariachi del coculense Concepción «Concho» Andrade y el de su compadre Cirilo Marmolejo. Ambas agrupaciones participan tanto de presentaciones en eventos privados para políticos, como de presentaciones más populares.1​ Hacia 1925 el empresario Juan Indalecio Hernández Ibarra abrió el Salón Tenampa, ubicado en la Plaza Garibaldi del Centro Histórico de la capital, invitando al mariachi de Concho Andrade a presentarse con regularidad en su restaurante respetando su estilo original, dado que el concepto del naciente lugar era de gastronomía de Jalisco.1​ En esta época Andrade y Marmolejo deciden avecindarse en Ciudad de México.14​ Muchos músicos originales de mariachi provenientes de los estados de Aguascalientes, Jalisco, Nayarit, Colima, Guerrero y Michoacán, dado el éxito creciente del género en la capital, inmigran a la misma en búsqueda de trabajo.14​ Andrade y Marmolejo alternan dentro y fuera del Tenampa,1​ tocando para los viandantes de la Plaza Garibaldi. Esta práctica a la postre propiciaría a que músicos de este género y otros se apropiaran de ella como espacio de trabajo. Con esta costumbre y con el fin de satisfacer a sus clientes, Andrade y Marmolejo inician la transición hacia un mariachi más urbano,14​ el cual por su dotación instrumental permitía la interpretación de un mayor número de canciones de géneros distintos, pero reinterpretados por los conjuntos de mariachi.14

*OTRAS FUENTES:

*Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Mariachi